Buenas noches, ya podeis descorchar la botella de champagne:
La nueva Ley se aprobo en Parlamento y firmó por el Rey Don Juan Carlos, registrándose en el BOE el 29 de diciembre de 2006 y pudiendose aplicar al día siguiente, por lo que ya es algo real.
Aquí os pego algunas partes de la nueva ley:
ARTÍCULO VI
<<… Para evitar la imposición a los consumidores de obstáculos
onerosos o desproporcionados para el ejercicio
de los derechos reconocidos en el contrato y en coherencia
con lo previsto en la Directiva 2005/29/CEE del Parlamento
Europeo y del Consejo, de 11 de mayo de 2005,
sobre prácticas comerciales desleales, que prohíbe los
obstáculos no contractuales para el ejercicio de tales
derechos, y en tal sentido deberá ser transpuesta a nuestro
ordenamiento jurídico, se prohíben las cláusulas contractuales
que establezcan estas limitaciones y, en particular,
la imposición de plazos de duración excesiva o las
limitaciones que excluyan u obstaculicen el derecho del
consumidor a poner fin al contrato.>>

He aquí las modificaciones:

Seis. Se modifica el artículo duodécimo que pasa a
quedar redactado en los siguientes términos:
«1. En la contratación con consumidores debe
constar de forma inequívoca su voluntad de contratar
o, en su caso, de poner fin al contrato.
2. Se prohíben, en los contratos con consumidores,
las cláusulas que impongan obstáculos onerosos
o desproporcionados para el ejercicio de los
derechos reconocidos al consumidor en el contrato.
3. En particular, en los contratos de prestación
de servicios o suministro de bienes de tracto sucesivo
o continuado se prohíben las cláusulas que
establezcan plazos de duración excesiva o limitaciones
que excluyan u obstaculicen el derecho del consumidor
a poner fin al contrato.
El consumidor podrá ejercer su derecho a poner
fin al contrato en la misma forma en que lo celebró,
sin ningún tipo de sanción o de cargas onerosas o
desproporcionadas, tales como la pérdida de las
cantidades abonadas por adelantado, el abono de
cantidades por servicios no prestados efectivamente,
la ejecución unilateral de las cláusulas penales
que se hubieran fijado contractualmente o la
fijación de indemnizaciones que no se correspondan
con los daños efectivamente causados.
4. Los contratos de prestación de servicios o
suministro de bienes de tracto sucesivo o continuado
deberán contemplar expresamente el procedimiento
a través del cual el consumidor puede
ejercer su derecho a poner fin al contrato.
5. Salvo lo previsto legalmente en relación con
los contratos que, por prescripción legal, deban formalizarse
en escritura pública, la formalización del
contrato será gratuita para el consumidor, cuando
legal o reglamentariamente deba documentarse
éste por escrito o en cualquier otro soporte de naturaleza
duradera.
6. Los contratos con los consumidores se integrarán,
en beneficio del consumidor, conforme al
principio de buena fe objetiva, también en los
supuestos de omisión de información precontractual
relevante.
7. No se podrá hacer obligatoria la comparecencia
personal del consumidor o usuario para realizar
cobros, pagos o trámites similares.»


Y esto es lo que más os interesa de la nueva ley en cuanto a los compromisos de permanencia, así que según la ley las empresas no pueden dificultar ni sancionar al cliente por querer poner fin al contrato

ADIOS A LOS CONTRATOS DE PERMANENCIA POR FIN!!!!!!!!!!!