No necesito ninguna respuesta. Me conformo con que me lean otras personas que se sienten tan humilladas como yo me he sentido con la maldita compañía de amena. Su política es la del engaño, el enredo, el robo de tiempo y dinero de sus clientes...y de su salud...que es peor. Mi hijo apeteció un móvil del plan renove por su cumpleaños. Luego no cumplía las expectativas que le habían ofrecido y decidió devolverlo. Ahí empezó mi calvario. LLamamos al otro día para la devolución.Mi hijo sólo lo usó en periodo de prueba, con lo que no renovamos nada. Al mes, al ver que no devuelven el importe les llamo y me dicen que yo no he devuelto el móvil. Bueno...hay que decir que para conseguir una mínima información tienes que tragar muchos minutos y horas de músicas horteras e innervantes, operadoras inútiles y analfabetas que no saben ni el día que es...que te ponen al borde del ataque de nervios...que cuando por fin crees que te van a solucionar algo...se corta la comunicación. Y vuelve a empezar. Cuando ya estaba al límite, una chica caritativa me dió instrucciones para darme de baja y una dirección. yo dí en el banco la orden de no pagar a la compañía estafadora ni un céntimo más. Pues hoy me encuentro con un recibo de casi 180 euros por haberme dado de baja. Pero yo llevaba más de dos años con ese mismo número de amena y no me acogí finalmente al plan renove...osea ¿de qué les tengo que pagar nada?...decían que yo no había devuelto el móvil. Eso no aparecía en sus pantallas hasta que les dije que seur me había faciliitado el documento sellado por ellos en getafe a la recepción del móvil devuelto...en ese momento apareció la devolución en la pantalla de sus ordenadores. Hay que buscar una manera de parar estas compañías salvajes. Pienso que lo mejor es denunciar públicamente: periódicos en cartas al director, yendo a la tele, en la red...y a los de amena que me esten leyendo os digo ¡CHORIZOS! ¡TODO EL DAÑO QUE HACEIS OS SERÁ DEVUELTO MULTIPLICADO!