Buenos días,

Estoy buscando ayuda en nombre de un familiar, que está sufriendo en sus carnes la incompetencia burocrática española, y se ve envuelto en una situación cuanto menos, injusta. Soy completamente lego en material jurídica, pero estoy seguro de que tiene que haber una solución.

Contexto:

Dicho familiar (mi padre) lleva ejerciendo como médico cirujano desde hace 40 años en Madrid. Hace unos 18 años obtuvo una excedencia indefinida en su contrato con un gran hospital público de la Comunidad.

En teoría, él podría reclamar su antiguo puesto en cualquier momento, al tratarse de una excedencia y no una dimisión. En esto, todos los actores del asunto están de acuerdo. El problema llegó cuando, a pocos años de su jubilación, mi padre pidió el reingreso en dicho hospital con objeto de cumplir con los requisitos para obtener una merecida jubilación. En este momento, los responsables de devolverle su puesto de trabajo, le indican que:
1.- El cargo que ocupaba en el hospital ya no existe
2.- No pueden ofrecerle un puesto inferior al que tenía aunque él lo acepte (Bravo democracia #1)
3.- El puesto inmediatamente superior al que ostentaba en su día está cubierto en cualquier hospital.

Tras discusiones con colegas, burócratas, organismos, etc., mi padre llega a la conclusión de que no podrá recuperar su puesto de trabajo. Pero aún queda una opción: denunciar la situación y pedir a la SS que, aunque no recupere su puesto, se le considere a nivel de cómputo de años trabajados, como activo de nuevo en el ejercicio público desde el momento en que él pidió ser readmitido en la sanidad pública.

El fallo del juez estaba previsto para el mes de Octubre de 2013 (después de aproximadamente 4 años de espera. Bravo democracia #2)

Y aquí viene lo mejor. El desenlace.

Resulta que este verano (no estoy seguro del mes) mi padre recibe una llamada de teléfono de su abogado (que por supuesto le había aconsejado amablemente sentarse y relajarse, ya que él se ocuparía de todo)

- Abogado: Hola Doctor, ¿qué tal? Bueno, lo siento mucho eh!, pero no he podido hacer nada.
- Doctor: ¿Perdón?
- Abogado: Sí, el juicio. Nada, que el juez ha dicho que no admite tu petición.
- Doctor: Pero si la vista del juicio es en Octubre...
- Abogado: Pues no, se adelantó al mes pasado.
- Doctor: ¿Perdón? ¿Y cómo es que yo no sabía nada?
- Abogado: Pues lo siento, pero es que se me olvidó prevenirte...
- Doctor: ¿Y qué debo hacer ahora?
- Abogado: Pues ya no puedes hacer nada,... es que ya se ha pasado el plazo de recurso que eran 15 días (Bravo #3)
- Doctor: --- sin comentarios ---

Y así están las cosas. Nadie avisa al interesado de que su juicio se adelanta. Y nadie le avisa de su plazo de recurso hasta un mes vencido el plazo. Bravo!

Evidentemente, mi padre tiene intención de querellarse (no sé si es el término adecuado) contra el abogado por su evidente negligencia. Y aquí lo mejor:

Lleva desde que tuvo lugar la conversación intentando encontrar la forma de defendese. Y no consigue encontrar a NADIE que quiera representarle contra un abogado. Que entre colegas, nadi va a denunciarsel!

Me gustaría saber cual es el mecanismo, el proceso que hay que poner en marcha para este caso. Imagino que supongo bien cuando supongo que este abogado ha sido negligente! E imagino también que tendrá un seguro de responsabilidad civil para estos casos, al igual que mi padre lo tiene por su profesión. Imagino que el colegio de abogados servirá para algo más que para recaudar cuotas y organizar congresos.

Lo siento por escribir un post tan aburrido y largo, pero con 70 años en 2014, mi padre gozará según el cómputo actual de una jugosa pensión de 270€ (Bravo! Bravo! Bravo!) después de haber sido sangrado a impuestos durante 40 años, y gracias a una actuación más que dudosa por parte de un profesional de la justicia.

Así que pido ayuda en este foro. Quizás alguien pueda darme una pista de por dónde empezar.

Muchas gracias de antemando,