Mi pareja y yo hemos decido dejarlo por un tiempo, aunque todos sabemos que este tiempo al final se va a convertir en un para siempre, por desgracia. El caso es que los dos estábamos viviendo en un piso de alquiler, aunque llevábamos años, y muchos de los muebles que tenemos en común, ninguno quiere quedarse allí a vivir puesto que tenemos muchos recuerdos en ese sitio, por lo que preferimos dejarlo todo listo, y el asunto que quiero hablaros es que ella quiere quedarse un sofá chaise longue que había comprado, ¿es posible que, en caso de que finalmente decidamos terminar la relación recuperar dicho sofá, ya que cuento incluso con la factura de que dicho bien es mío, o tendré que meterme en temas legales porque ya se encuentra en su propiedad? Es uno de los muebles que más me gustaba de la casa y no quiero deshacerme de él.