He tenido un pequeño problema con un compañero de piso, y no sé cómo actuar con él. La cuestión ha sido que me había prometido que me iba a dar un masaje en la espalda, diciéndome que él sabía lo que hacía, que no había problema alguno porque era algo que llevaba haciendo durante mucho tiempo, pero al final, cuando me ha dado el masaje, me ha dejado mucho peor, e incluso he tenido que ir a un centro especializado en masajes para que pudiera notar mejoría, no ya del dolor que tenía en un principio, sino también el que me había dejado mi compañero. Ahora me gustaría que no se fuese de rositas, porque me ha dejado un dolor muy fuerte.