El verano pasado estuve de vacaciones en Ibiza disfrutando del sol y la buena energía de la isla (fuera de Ibiza ciudad). Me hablaron de un sitio en el que daban masaje tántricos o eróticos, no sé muy bien la diferencia, aunque me lo han intentado explicar varias veces. El caso es que fue todo muy bien, mucho mejor de lo que había imaginado. Me informé un poco del sitio (Art Massage Ibiza) y resulta que es de lo mejor, pues dan una formación profesional con expertos en tantra conocidos mundialmente. Vamos, fue un lujo. Hasta aquí todo perfecto.

La segunda parte de la historia es la que quiero compartir y pedir consejo. La primera es para que se entienda mi ingenuidad y que hay de todo en este mundillo. Yo no entiendo mucho de estas cosas, por lo que daba por hecho que, si en un sitio son profesionales, en los otros serán más o menos igual... pero ahí tuve un gran fallo. Hace un mes estuve en Valencia por trabajo y me decidí a pedir un masaje (No diré el nombre del centro porque no se merecen ni que los nombre). Ya al llegar me llevé una desilusión, la chica no era muy guapa, y juraría que no era la de la foto publicada, pero bueno, me hice el "tonto". Con pocos minutos de masaje ya vi que no iba a ser cómo en Ibiza, pero pensé que ya que estaba allí lo mejor sería disfrutarlo lo posible, total el precio era "relativamente económico". Lo pongo entre comillas porque la broma me salió muy cara, ya que al día siguiente tenía la espalda fatal, y no me refiero a una pequeña molestia, sino a que tuve que ir al médico y no fui a trabajar. Después de varias sesiones de masaje quiropráctico volví a ser persona.

Ahora la duda que tengo es si puedo tomar algo al respecto, para compensar los dos días de trabajo perdido y las semanas que he arrastrado los dolores de espalda. Además, me parece un peligro público que se ofrezcan este tipo de masaje sin ningún tipo de formación mínima.